Hoteles en Barranquilla en calle 72 (5)

Pool Area Hotel in Barranquilla

Los hoteles en Barranquilla en calle 72 trabajan para que sus huéspedes tengan grandes experiencias, no solo dentro de las instalaciones de los hoteles en Barranquilla en calle 72, sino en el completo disfrute de la ciudad.

Uno de los planes más emocionantes que solo se puede vivir en la ciudad de Barranquilla es navegar por las aguas del Puerto Multipropósito líder en la Costa Caribe Colombiana, el puerto más seguro del país. El cual, por encontrarse alejado de las zonas de huracanes, se ha convertido en refugio para los turistas navegantes de los hoteles en Barranquilla en calle 72.

En consecuencia, los hoteles en Barranquilla en calle 72 recomiendan de primera mano una experiencia inolvidable en la Marina de Puerto Velero, proyecto ubicado en el municipio de Tubará Atlántico, a solo 20 minutos de la ciudad de Barranquilla. Éste se ha convertido en el mayor atractivo turístico para los huéspedes de los hoteles en Barranquilla en calle 72. Al tratarse de un lugar alejado del ruido de la ciudad, donde los viajeros de los hoteles en Barranquilla en calle 72 pueden disfrutar sus vacaciones de manera distinta.

La creación de la Marina de Puerto Velero cuenta con un complejo de cabañas, diseñadas en tierra y agua, por si lo sorprende la noche fuera de los hoteles en Barranquilla en calle 72. Además, los visitantes de los hoteles en Barranquilla en calle 72 tienen la oportunidad de practicar distintos deportes náuticos en motos acuáticas, kayaks, windsurf, el kitesurf, esquí, remo, vela ligera, entre otros.

Por su parte, este complejo náutico también cuenta con piscina, restaurante y salones para que los visitantes de los hoteles en Barranquilla en calle 72 tomen sus clases teóricas. De esta forma los huéspedes de los hoteles en Barranquilla en calle 72 complementan su estadía en la ciudad.

Otra de las razones por las cuales los huéspedes de los hoteles en Barranquilla en calle 72 deben navegar en la ciudad, es por el placer que inspira la mayor vía fluvial del país: el Río Magdalena, con sus 1500 kilómetros de longitud y riqueza natural.